No puedo negarlo, desde el momento en que vi el primer anuncio del Nintendo Switch pude ver en él un gran futuro. La idea de una consola que en cualquier momento puede cambiar de un ambiente de sobremesa al móvil en cuestión de segundos es una idea con la que seguramente más de un gamer soñó en algún momento y que ha sido Nintendo quien le ha apostado al desarrollo de algo así.

Sí, es verdad que a nivel de potencia gráfica no puede competir directamente contra algo como un Xbox One o un PS4 Pro. Sin embargo, (para sorpresa de muchos) eso no es lo más importante. De hecho, durante 2016 se estima que unos 164 millones de gamers jugaron desde el móvil, solo en Estados Unidos.

Te puede interesar: ¿Qué esperar de la Nintendo Switch?

Lo cual nos confirma que sí hay un segmento (muy grande) de gente que quiere sus videojuegos en una plataforma móvil. De hecho, Nintendo fue una de las primeras en demostrar este punto es escalas masivas, pasando desde el Gameboy (y sus variantes, el DS (más de 150 millones de consolas vendidas), hasta llegar a marzo de 2017 con los millones de unidades vendidas que ha tenido el Switch en cuestión de semanas.

Primeras impresiones:

Antes de haber adquirido el mío, nunca había tenido la oportunidad de ver uno en persona y la verdad es que al momento de abrir la caja… sí me llevé una gran sorpresa. La verdad es que es una consola muy pequeña, tan pequeña que sin los joycons puestos en ella puede caber perfectamente en el bolsillo del pantalón. De hecho, es solamente un poco más grande que algunos teléfonos que actualmente hay en el mercado.

Es increíblemente satisfactorio deslizar los joycons en los laterales de la consola pues se enganchan con mucha facilidad y el “click” que genera esta unión es simplemente perfecto ya que da seguridad al usuario de que ha colocado correctamente estas partes removibles.

La calidad de los materiales al tacto es fenomenal, a pesar de contar con partes móviles, la Nintendo Switch siempre se siente como un todo sin importar la manera en que la estemos utilizando. Todo encaja, nada se ve como un extra que está ahí simplemente por el hecho de estar, sino que tiene una razón de ser y complementa la experiencia del juego.

Algo qué se le agradece a Nintendo es que cuando compramos el Switch prácticamente incluye todo lo necesario para sacarle el máximo provecho, pues tendremos ambos joycons, la base Confort Grip, la pantalla, el dock para conectarlo a la TV, el cargador USB Tipo C y un cable HDMI. Todo, menos… un juego.

Los juegos de Switch ¿cómo sabemos que no nos pasará lo mismo que con el Wii U?

El Wii U tenía algunos argumentos como para ser considerada una buena consola, sin embargo… lo que no tenía y fue lo que la terminó condenando es que es muy pocos desarrolladores se pusieron a crear juegos para la consola. Y bueno, con el Switch no hay muchos juegos en su lanzamiento, pero… el interés de los desarrolladores es mucho más grande que en otras ocasiones lo cual nos hace pensar en un gran futuro para la consola.

De inicio, el juego obligado qué hay que probar es The Legend of Zelda: Breath of the Wild, el cual es un título desarrollado por Nintendo pero que en parte nos deja ver de lo que la consola es capaz.

Además, hay títulos como 1, 2 Switch que nos dejan ver de lo que los controles Joycon son capaces en cuanto a la detección de movimiento y la vibración en HD. Sin lugar a duda, se agradece mucho el hecho de que no es necesario comprar un control adicional para poder jugar junto con un amigo, ya que cada parte del Joycon puede ser utilizada como un control individual. Es una pena que este juego no sea incluido gratis con la consola, pues realmente ayuda a abrirnos los ojos sobre lo que la consola puede llegar a hacer. 

¿Y qué tal el Nintendo Switch a la hora de la hora?

Nintendo Switch JoyCon

Bueno, luego de haber probado los dos títulos que he mencionado, la experiencia ha sido muy grata. He jugado Zelda de todas las maneras posibles, usando el Confort Grip mientras veo el juego en la TV, usando el soporte de la consola para jugar en una mesa sujetando un Joycon en cada mano, compartiendo un Joycon con alguien más o bien como consola portátil (al mero estilo de un Gameboy Advance).

En esta semana, he tenido la oportunidad de que otras personas lo vean y jueguen con él y ha sido abrumadora la respuesta positiva de la gente. Pues la experiencia ha sido agradable y principalmente divertida.

No puedo esperar la hora en que llegue el primer Mario Kart diseñado para Switch (que de hecho llegará el 28 de abril). Al igual que otro títulos por parte de terceros, pues a mi manera de ver las cosas, la llegada de un juego como FIFA haría que me alejara de mi PS4 por un muy buen rato.

Un compendio de muy buenas ideas

Lo que es innegable es que el Nintendo Switch es un conjunto de muy buenas ideas y lo mejor de todo es que en su mayoría son ideas que fueron bien bajadas a tierra. Nada se ve como algo inconcluso o que esté ahí simplemente por el hecho de estar (ejem… Wii U).

A mi manera de ver las cosas, creo que la consola tiene un gran futuro, todo dependerá de que el resto de los desarrolladores se pongan a trabajar en títulos y poco a poco empiecen a surgir algunos juegos exclusivos (sin contar los de Nintendo). Un prometedor arranque nos hace imaginar a Nintendo una vez más codeándose con los actuales dominadores de la industria, esperemos que el Switch se convierta en lo más grande de que ha hecho Nintendo en los últimos años.

9.0 ¡Futurista!

La Nintendo Switch ha demostrado ser un producto sólido, que sin importar la manera en la que lo utilicemos es muy agradable y divertido. No hay duda, el futuro de las consola de videojuegos debe seguir este camino.

  • Diseño 9.5
  • Pantalla 9
  • Batería 8.5
  • Ecosistema 9
  • User Ratings (1 Votes) 9.8
Share.

About Author

Amante de la tecnología, estudiante de ciencias de la comunicación. Siempre abierto a probar nuevas tecnologías.