Luego de un mundo de filtraciones, finalmente llegó la fecha en que Samsung presentó al mundo sus dos nuevos smartphones insignia. Los Galaxy S8 y S8+ ya son oficiales y se adelantan a sus competidores como uno de los mejores smartphones para 2017, llama la atención las enormes pantallas que la firma sudcoreana ha logrado colocar en los equipos, pues aprovecha el frontal del equipo casi en su totalidad.

¿Nuevo diseño? O bueno, algo así.

Es evidente que el diseño de la nueva generación nos recuerda en muchas ocasiones a lo que vimos en su momento con el Galaxy S7 e incluso con el Galaxy Note 7. Sin embargo, sí tiene algunas mejoras interesantes –la primera de ellas es el tamaño de las pantallas- , una curvatura más ligera en las orillas (para que no toques todo accidentalmente, como suele ocurrir con el S7).

Un detalle interesante en cuestión de diseño es la retirada del botón de inicio, que aunque no está ahí visualmente como estábamos acostumbrados está debajo de la pantalla. De esta forma, aunque el software no nos muestre el botón (por ejemplo, viendo un video) podremos presionar esa zona de la pantalla y seremos dirigidos a la pantalla de inicio. Y bueno, como derivado de esta ausencia, el lector de huellas digitales ha sido movido a la parte trasera para estar inconvenientemente ubicado junto a la cámara.

Por fortuna, para evitar la inconveniencia del lector de huellas digitales, el Galaxy S8 cuenta con un escáner de Iris como el que tenía el Galaxy Note 7. Así podrás optar por prescindir del uso de la seguridad dactilar. Por otro lado, también hace su aparición el sistema de detección de rostro para un desbloqueo más rápido, el detalle es que es menos seguro si lo comparamos con el escáner de iris.

Especificaciones

Evidentemente, luego de haber hablado del diseño, es importante hablar de las especificaciones del hardware en el interior de estos smartphones. Como bien habíamos mencionado anteriormente, las pantallas (Infinity Display) de los GS8 y GS8+ son de 5.8 y 6.2 pulgadas respectivamente, ambas usan la tecnología SuperAMOLED, curvas y resolución QHD, pero ahora con un formato de imagen 18.5:9 debido a su gran tamaño.
Como es costumbre de Samsung, dependiendo del país en el que estemos, encontraremos el Galaxy S8 con procesador Snapdragon 835 de Qualcomm o el Exynos 8895 que es fabricado por Samsung. Se ha prometido que se obtiene un desempeño que es hasta 21% superior al mostrado en su momento por el Galaxy S7.

Los terminales cuentan con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad de almacenamiento, aunque eso sí, se podrá expandir vía microSD hasta los 256 GB. Utiliza Android 7.0 Nougat y cuenta con la versión actualizada de la capa TouchWiz de Samsung.

La batería es de 3.000 y 3.500 mAH respectivamente, con capacidad de carga rápida y carga inalámbrica. Y ahora sí, el puerto es un USB Tipo C y por fortuna se mantiene el jack de 3.5 mm para audífonos.

Hablemos de cámaras

Uno de los apartados más interesantes que podemos encontrar en los nuevos teléfonos insignia de cualquier marca, nos encontramos con un sensor de 12 megapixeles (justo igual que su predecesor) asistido por estabilización óptica. Además de la tecnología DualPixel pero ahora con mayor apertura, pasando a f/1.7 lo que promete imágenes más luminosas. En el frontal hay un sensor de 8 megapíxeles con la misma apertura que la cámara principal.

Bixby, el Galaxy S8 le apuesta a un asistente inteligente

Este asistente es una de las grandes novedades que vemos en los nuevos buques insignia de Samsung. De hecho, este asistente convive con el Google Assistant que forma parte de la versión 7.0 de Android.

Tal es el peso que Samsung quiere darle a su asistente que hay un botón dedicado a Bixby en el lateral del equipo –justo debajo de los botones del volumen-. Pero si prefieres, lo puedes activar diciendo solamente “Hello Bixby”. Como podrás imaginar, al menos en el lanzamiento del equipo solamente estará disponible en coreano y en inglés.

La función de Bixby es facilitar tareas al usuario, por ejemplo puede buscar artículos en Amazon con solo tomar una fotografía o escanear una imagen, o realizar tareas dentro de las aplicaciones en donde esté integrado nativamente por medio de comandos de voz.

Computadora de escritorio y smartphone a la vez:

Galaxy S8 dock DeX

Llega el turno de hablar sobre DeX, el complemento que te ayudará a sacar todo el potencial de estos terminales a través de un modo de escritorio que nos ayudará a aumentar nuestra productividad.

Te puede interesar: ¿Los smartphones que se transforman en PC son el futuro?

Al igual que otras apuestas del mercado, está más enfocada a entornos corporativos. Para que esto funcione necesitamos de un dock que se conecta vía el puerto USB Tipo C y permite la conexión de periféricos vía dos puertos USB y uno HDMI, además nos permite conectarnos remotamente una computadora portátil vía Internet

Precio y disponibilidad

En México, estos equipos estarán disponibles a partir del 5 de mayo en tres colores: Midnight Black, Orchid Gray y Arctic Silver. Los precios para nuestro país aún no han sido revelados, pero estaremos pendientes del dato.

Share.

About Author

Amante de la tecnología, estudiante de ciencias de la comunicación. Siempre abierto a probar nuevas tecnologías.